Personajes que molan, 17._ Robin Hood

En este mes dedicado a Inglaterra, el personaje del momento no podía ser otro que el Príncipe de los ladrones, al fin y al cabo según una encuesta, en Inglaterra sólo Jesucristo es más conocido que Robin Hood. Y a mi su historia siempre me ha fascinado.

Existen numerosas leyendas sobre este mítico héroe inglés, hay quien dijo que Robin se llamaba así por ser el diminutivo de Robert, o porque su significado original era Petirrojo, o derivaba de un antiguo nombre céltico cuyo significado era el de carnero (robinet). Se decía que Hood aludía a su capucha o al leño (en inglés actual wood) tallado de una encina sagrada y quemado para las fiestas rituales de la primavera europea. También que Robin era un nombre que los paganos daban generalmente a los seres sobrenaturales, y el color verde, que era el que distinguía la vestimenta del héroe, es el color tradicional atribuido al espíritu del bosque.

La primera mención manuscrita de Robin Hood se encuentra en Pedro el Labrador (Piers Plowman) de William Langland en 1377, y a partir de ahí la imaginación de miles de personas empezó a depegar (especialmente de personas inglesas). Los primeros relatos sobre este héroe lo tildaban de un sicario sin honor muy distinto al que conocemos hoy en día, que no dudaba en vender su alma por cierta información.  A mediados del Siglo XVI el asunto empezó a cambiar y se inició la gestación de la leyenda que hoy conocemos, el pícaro y a la vez benévolo personaje que roba a los ricos para darle dinero a los pobres.

Fue Walter Scott en su novela Ivanhoe el que estableció los parámetros de lo que sería más adelante nuestro héroe. Aunque no es el protagonista, Robin Hood (llamado simplemente Locksley) es un secundario de lujo, y hacen su primera aparición sus Muchachos alegres (Merry men), incluidos el fraile Tuck, Alan A-Dale y el Pequeño Juan (Little John, quien es apenas mencionado). Por primera vez se nos presenta al Príncipe de los ladrones como un conde que quiere devolver al depuesto rey Ricardo al trono en vez de su hermano Juan.

Y de la literatura pasó a formar parte de la Historia del cine como un personaje tan recurrente como los Tres Mosqueteros. Su primera aparición visual tuvo lugar en un cortometraje de cine mudo titulado Robin Hood and his Merry Men (1908) dirigido por Percy Stow. Y pasó por muchos directores y actores hasta que el famoso Errol Flynn le diera el aspecto con el que lo reconocemos comunmente a día de hoy, y que lo dotó de carisma y mucha más personalidad.

Kevin Reynolds y la interpretación de Kevin Costner hicieron las maravillas para el público de los años 90 cansado de películas sin una pizca de acción o aventuras a la antigua usanza. Aún así dotaba la historia de un tinte más adulto y menos burlesco. Probablemente, para mi generación y para las posteriores, ésta sea la imagen que tenemos del verdadero Robin Hood, carismático, algo atormentado, divertido y muy eficaz con el arco.

Hemos tenido la mala suerte de aguantar alguna que otra adaptación cuando menos soporífera de esta leyenda tan fácilmente aprovechable. Como alguna que otra película aburridísima o incluso series de televisión que jamás debieron ver la luz. También hubo versiones cómicas bastante surrealistas como la de los Monty Python o la inolvidable visión de Walt Disney sobre la leyenda.

Y la última novedad, nos vino el año pasado, de la mano del gran Ridley Scott y su Robin Hood con Russell Crowe como protagonista. Probablemente me siga gustando más la versión de los 90 (aunque parezca mentira), pero en esta aventura podemos conocer algo hasta hoy nunca explorado, las raíces del príncipe de los ladrones, las razones de porqué es como es… Ridley Scott estableció unas buenas bases, y si tenemos suerte veremos alguna secuela que le hará verdadera justicia a este personaje tan querido por todos.

Más info:

http://es.wikipedia.org/wiki/Robin_Hood

http://anden42.com/2010/05/la-leyenda-de-robin-hood/

http://www.arcobosque.com/arti08.htm

Anuncios
Categorías: personajes que molan, versiones | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Personajes que molan, 17._ Robin Hood

  1. Mola cuando alguien que no sabemos si existió se convierte en toda una figura que perdura a través de los tiempos. Le otorga una mitificación difícil de igualar o de conseguir.

    No sé por qué relaciono más a Robin Hood con los dibujos animados que con personajes en carne y hueso.

    Saludos.

    • A mi me pasa lo mismo, y es q de pequeños vimos la de dibujos tantas veces que eso queda grabado en nuestro cerebro a fuego!!
      Muchas gracias por tu comentario!! ^___^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: