Emma de Jane Austen

La historia

Emma Woodhouse es una joven inteligente, rica y hermosa. A sus 21 años vive junto a su hipocondriaco padre empeñada en no casarse jamás, pero eso no impide que intente emparejar a todo el que la rodea. Su carácter caprichoso y consentido dará un vuelco al verse enfrentada a su propia conciencia.

Disfrutando cada palabra

Lo que más me gustó de esta novela fue la prosa de Jane Austen, totalmente desconocida para mi. Escribe como solo lo pueden hacer los buenos escritores ingleses, consiguiendo que cada pequeño acontecimiento sin importancia resulte apasionante. Desde el principio del libro me vi arrastrada por este tipo de lenguaje, tan mimado, detallista y tremendamente divertido.

Mas cómica que romántica

Es bien sabido por todo el mundo la faceta humorística de Jane Austen, que siempre dotó sus novelas de ironía, burla y sarcasmo a tutiplén, pero no me imaginaba que resultara tan poco romántica. No es que todo el tema del casamiento y enamoramiento no sea de vital importancia (de hecho se está dando vueltas al rededor del mismo todo el tiempo), es sólo que se trata desde el punto de vista de un cirujano que analiza todas estas situaciones. Llega a ser emotiva, pero sobretodo a mi me resultó entrañable y divertida.

Extraña heroína

Antes de comenzar la novela, Jane Austen escribió, “Voy a coger una heroína que, excepto a mi, no gustará mucho.” Pero no es cierto, lo bueno de Emma es que resulta tremendamente creíble, es una buena persona con defectos reales, lo que la convierte en una persona muy normal, fuera de las heroínas hermosas, inteligentes, divertidas y maravillosas que suelen relatarnos en las historias de época. Austen convierte toda su vida en una parodia, y también la vida de todos los que la rodean (en otras palabras, no se cansa de reírse de la rica sociedad inglesa de la época). Y a pesar de sus defectos y de la poca relación que esta joven tiene con nosotros, no tardamos en quererla como su padre o la Señorita Taylor, con cariño y benevolencia.

Secundarios de lujo

Y otra cosa maravillosa son los secundarios, tan creíbles y tan…. ingleses. Desde luego, mi preferido siempre será el Señor Woodhouse, padre de nuestra protagonista, y completamente obsesiono con todas y cada una de las posibles enfermedades que pueden acecharle a él  o a sus seres queridos. El señor George Knightley, el macho alfa de la novela hace un buen papel representando al caballero noble, sincero, atractivo y con carácter del grupo (al que es imposible no querer). Una señorita Bates insuperablemente parlanchina, junto a la misteriosa Jane Farfaix o la odiosa señora Elton ayudan a forjar ese plantel de grandes secundarios. Otra de las cosas que más se aprecia en la novela es la pausada manera que tiene Austen de presentarnos a todos los personajes a su debido tiempo y con su habitual socarronería.

Magrat Ajostiernos dice:

En otras palabras, una novela divertida, interesante y tremendamente fácil de leer. Yo la he disfrutado por la vida, y todos los amantes de la literatura estarán de acuerdo conmigo en que no tiene desperdicio.

Enlaces:

Interesantes reseñas:

http://www.solodelibros.es/23/07/2010/emma-jane-austen/

http://apuntesdelectura.blogspot.com/2008/07/emma-jane-austen.html

Arte:

John Everett Millais

William Henry Hunt

La nota de Magrat:

☁ ☂ ☃

(¡¡¡BIEN HECHO!!!)

Anuncios
Categorías: De época, Literatura | Etiquetas: , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: