Personajes que molan, 19._ Charles Darwin

La época victoriana es especialmente apasionante porque trae consigo un sinfín de cambios en la cultura y forma de vida del los seres humanos totalmente inaudita. Uno de los personajes más relevantes de esta época es Darwin (con perdón de la propia Reina Victoria…)

Este archiconocido estudioso nació en Sherewsbury (Inglaterra) el 12 de febrero de 1809, y desde pequeño desarrolló una particular obsesión por coleccionar todo tipo de objetos.  Como todo genio que se precie (aún puedes ser un genio tú también) no tenía muy claro que quería ser de mayor…Tras unos estudios elementales más bien mediocres, comenzó a estudiar medicina en Edimburgo (como su padre y abuelo), pero los abandonó un par de años después para emprender estudios de sacerdocio, aunque aquello tampoco terminaba de convencerle.

En cambio, unas conferencias ciéntificas a las que tuvo ocasión de acudir y donde conoció a algunos reputados estudiosos de la ciencia dieron el pistoletazo de salida a la que sería su vocación.

A los 22 añitos terminó sus estudios y agarró todos los libros que puso y se metió a toda prisa en un barco para recorrer el mundo en busca de descubrimientos y aventuras. Durante cinco años amontonó datos sobre geografía, zoología y botánica, aunque también enfermedades. Su padre, al volver a verlo después de tanto tiempo dictaminó muy sabiamente que la forma de su cabeza había cambiado por completo.

El joven Darwin se casó con su prima, con la que llegaría a tener nada más y nada menos que diez hijos,  con los que estudiaría y observaría las emociones de los hombres y los animales.

Charles Darwin comenzaría a publicar diferentes estudios hasta el año  1859 que vio la luz su obra maestra: El origen de las especies por selección natural. Aunque el propio Darwin llevaba ya desde el 38 cultivando esta idea, no se atrevió hasta ese momento a publicar una obra tan rompedora con los valores tan conservadores de la época victoriana. La revolución científica que causó fue similar a la de Galileo o Copérnico, y la publicación se agotó el mismo día de ver la luz. Como el propio Darwin sospechaba, pasaría el resto de su vida afrontando las críticas que lo tildaban de hereje por este descubrimiento, en una sociedad que no terminaba de comprenderlo.

Darwin falleció por un fallo cardiaco en abril de 1882 rodeado de amigos, científicos y literatos de la época victoriana. Sus descubrimientos cuestionaron el posicionamiento del hombre, la ciencia, la filosofía y la religión, que tantos siglos habían imperado en el mundo.

Anuncios
Categorías: personajes que molan | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: