La fábrica de sueños


Estamos a 17 de Noviembre, y aunque todavía no hace mucho frío (al menos en Asturias), yo ya huelo a Navidad. Me gusta pensar que mi época favorita del año (como la de todo el mundo) es el verano con su buen tiempo, su playita, vacaciones y turismo, pero la verdad es que si soy sincera conmigo misma, mis días preferidos siempre tienen lugar en Navidad.

Se que este sentimiento desaforado de amor a todo lo Navideño está pasado de moda, en tiempos de crisis todo el mundo aboga por un ahorro energético, las luces de Navidad cada vez son más escasas y están puestas durante menos tiempo. Por otra parte, tiene una connotación consumista que a todos los jóvenes (y no tan jóvenes) a los que les gusta presumir de rebeldes, progres o inadaptados… les fastidia. Abren sus regalos el día de Reyes entre quejas porque claro, es un invento del corte inglés. Pero nadie devuelve su Iphone, Ipad o Iloquesea.

Yo personalmente disfruto de absolutamente TODO lo relacionado con la Navidad. Considero que no hay nada más triste en el mundo que una casa sin decoración navideña, cada año a estas alturas empiezo a rondar tiendas de decoración a las que no me acerco nunca y suelo babear en los escaparates o rebuscar monedas para poner más espumillón este año en casa. Comprar los regalos me hace aún más ilusión que abrirlos (lo que ya resulta considerable, porque la noche del 5 de Enero me cuesta todavía a mis 27 años conciliar el sueño), sacar las copas antiguas en Nochebuena y perder al Trivial, levantarse en Año Nuevo pensando que este año va a ser el mejor de mi vida, comprar papel de regalo de todos los colores, caminar por la calle de noche, con bufanda y gorro y la ciudad iluminada, tomar la chocolatada y el roscón de Reyes con toda la familia, escuchar música de los años 50 fingiendo que son villancicos…Y ver el anuncio de la Loteria de Navidad. Es una época feliz y hay que saber disfrutarla pase lo que pasa. Este año, el anuncio de la Loteria me ha emocionado tanto que he tenido que hacer esta “oda a la Navidad” en Nocivo Domingo, así que echadle un vistazo y ya me contaréis si la Navidad mola o no mola…

Imágenes sacadas de esta web

Anuncios
Categorías: opinión | Etiquetas: , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “La fábrica de sueños

  1. He aquí otro fanático de la Navidad, el mero hecho de pasear por las tiendas repletas de adornos, Papas Noeles, las luces, etc… no se, me envuelve en una calidez absoluta 🙂 No por estar viviendo tiempos difíciles hemos de dejar de celebrar y de disfrutar de esta época del año.

    • Diría yo que con más razón deberíamos disfrutar de la Navidad ahora!! Muchas gracias por tu comentario, me alegra que haya más fanáticos de estas fechas como yo por aquí… (^__^)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: