Publicaciones etiquetadas con: Jane Eyre

Cinco grandes películas del 2011

Y si el otro día hablábamos de las que fueron mis mejores lecturas del 2011, hoy quería hacer una reseña de las cinco películas que más he disfrutado este año. No ha sido una elección sencilla, y se han quedado fuera grandes candidatas (y también me he quedado con las ganas de ver otras tantas…) pero éstas son las películas que más me han sorprendido este año.

El cisne negro fue la verdadera sorpresa de este año, para mi y para todo el mundo. Un filme asfixiante, lleno de lujos visuales y con un engañoso argumento que termina eclosionando de manera magnífica.

Logra lo que se propone ampliamente, hace que el espectador se retuerza en el asiento, que le embargue la inquietud y que llegue a desconfiar de su propia madre. Mezcla estupendamente fantasía y realidad convirtiéndose en la película más original y novedosa del año.

Toda ella huele a cine independiente, eso sí, con un buen presupuesto.

Poca gente tendrá la misma opinión que yo de Harry Potter. La última película de esta saga no es la mejor (para mi la séptima la supera ampliamente), pero sí logra terminar dignamente una historia épica que ha conseguido calar en un buen número de generaciones.

Acción, fantasía, magia y un drama rebajado con agua fueron sus premisas. En realidad toda la película es un desenlace, y es emocionante, divertido e impactante de ver. No le hace sombra al libro, por supuesto, pero tampoco le hace un feo a la saga, y el director sale dignamente del paso con más de un momento de verdadero vértigo.

La película que más me emocionó del 2011

No sé cuanto tiempo llevaba esperando lo nuevo de Disney… Bueno, sí, desde que oí que iban a hacer una peli de Rapunzel y que Glen Keane tendría un papel bastante importante en ella…

Me la vi dos veces en el cine, y eso no es algo que yo haga muy amenudo (cada vez menos, maldita crisis…), pero es que merece la pena. Enredados es una película para ver en pantalla grande, que te deja embobado con la asombrosa calidad de cada uno de los fotogramas que aparecen en ella, de los asombrosos detalles de cada insignificante objeto…

El argumento está bien llevado y aunque me hubiera gustado más sin tantas canciones (que me chirrían infinitamente más que las de Tiana y el sapo) y hubiera dado más importancia a la aventura, lo cierto es que resulta tan entrañable como las viejas pelis Disney, siendo totalmente contemporánea a un mismo tiempo.

Vamos, lo que llevaban buscando desde que Lasseter se puso al frente, y por fin lo han conseguido.

La película más hermosa del año.

¡Y qué sorpresa me llevé con Super 8! Desde el principio quería verla, por supuesto, y es que el nombre de J. J. Abrams me tira bastante ya de por sí. Pero es que fue algo completamente inesperado, y creo que es una película maravillosa.

Forma parte a otro mundo, a las pelis de antes, en las que te lo pasas bien todo el rato, te emocionan y divierten, te evaden del mundo y puedes verte un millón de veces sin cansarte de ellas.

Una joyita para Domingos Nocivos, vamos. La peli más divertida del 2011.

Y por último Jane Eyre.

Quería verla desde hacía mucho tiempo y disfruté bastante de su visionado, consciente de lo especial y diferente que era. Aún así, logra mantener perfectamente el ambiente del libro original.

Es una rareza hermosa que disfrutas mientras ves, pero aún más después de verla, porque te deja una sensación de melancolía extraña. Inmejorables los actores, los escenarios, la fotografía, la banda sonora…

Una adaptación arriesgada y muy bien llevada que yo ya ansío tener en mi poder para volver a verla una y otra vez.

Jane Eyre es sin duda, la mejor adaptación del 2011.

Anuncios
Categorías: cine, Harry Potter | Etiquetas: , , , , , , , , , | Deja un comentario

Jane Eyre de Charlotte Brontë



La historia:

Una de las grandes novelas de todos los tiempos. La obra maestra de la literatura victoriana. Jane Eyre es una novela clásica de amor, precursora del feminismo y la psicología moderna, sobre una huérfana que enfrenta su destino manifesto gracias a su inteligencia e integridad inquebrantables. Controvertida y revolucionaria en el momento de su publicación, Jane Eyre es, al mismo tiempo, una crítica punzante a una sociedad rancia y un himno aguerrido a la valentía y el romance.

¿Por qué leerla?

Después de leer Emma de Jane Austen, me empezó a picar la curiosidad por la literatura inglesa de la época victoriana, así que mi primer instinto fue lanzarme hacia las Brontë, escritoras mundialmente conocidas y reconocidas que han traspasado la barrera del tiempo y que parecen seguir de “moda” aún en el siglo XXI. La historia que se cuenta en Jane Eyre no es para nada como uno se la espera (y eso que yo venía avisada por haber visionado previamente la película del 96 sobre esta obra). Es una novela que hay que leer porque tiene una historia que más allá del amor, relata una serie de acontecimientos llenos de misterios y sorprendentes giros de guión que consiguen dejarnos absortos y totalmente enganchados a la historia de la joven Jane Eyre.

Al leerlo uno se da cuenta de lo innovador que debió resultar para la época (se publicó en 1847), porque incluso hoy continúa siendo bastante sorprendentes algunas actitudes y reacciones de los personajes del libro. Es interesante también el hecho de que sea un libro precursor del feminismo, por la actitud liberal y autónoma de la protagonista en una época (que como bien podemos observar en las obras de Jane Austen) su única salida era conseguir un buen partido y casarse lo más rápidamente posible con él.

Los diálogos son vertiginosos y tremendamente inteligentes, la narración suelta y apasionada y los acontecimientos rozan lo aventuresco.

Los protagonistas

SR. ROCHESTER

El señor Rochester es un personaje tremendamente interesante, o al menos eso me pareció a mi. Nada más hace su impresionante aparición resulta muy  atractivo y carismático. Edward Rochester es un hombre rico de unos 30 años, propietario absoluto de la mansión de Thornfield Hall. El Sr. Rochester es un hombre valiente, impetuoso, malhumorado y pasional. Guarda un terrible secreto en su propia casa que se niega a rebelar incluso cuando la situación se vuelve insostenible.

El señor Rochester se convierte en mi personaje favorito desde su primera aparición en esta novela, no es uno de esos galanes u hombres perfectos que uno tiene la idea de irse a encontrar, si no que es un personaje misterioso, injusto en muchas ocasiones e incluso violento. Sus defectos son tan grandes como sus virtudes, y eso lo convierte en un personaje excepcional.

JANE EYRE

  La protagonista de esta epopeya griega es una jovencita de 18 años, pobre y apocada. La conocemos de niña y la abandonamos de adulta. Jane Eyre es una persona por naturaleza rebelde e inconformista, que tras la gran cantidad de descalabros a los que debe enfrentarse desde niña se va aplacando y volviéndose cada vez más sumisa (e insustancial). Lo cierto es que esa sumisión no impide que su naturaleza rebelde salga cuando ella menos se lo espera, y tampoco elimina su manera de ser totalmente pasional. Es un personaje interesante, aunque lo cierto es que yo no llegué a cogerle cariño en toda la novela. Me resultaba demasiado modesta y deprimente, pero aún así su historia es fantástica, y ella, como persona, realmente creíble.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor de esta novela es lo sorprendente que es. Es una historia muy fácil de leer llena de aparatosas sorpresas y pasión desmedida. La mayoría de los personajes están muy bien retratados y resultan muy creíbles. Es realmente interesante el papel de la mujer en esta obra, en la que Jane, tras muchos sufrimientos y sacrificios es capaz de rehacer su vida una y otra vez por sí misma y buscar su sitio en la vida sin la ayuda de nadie. El libro está dividido en tres partes, y yo particularmente me quedo con la primera (la infancia de Jane) y la tercera (el final apoteósico). Lo que menos me ha gustado ha sido el final de la segunda parte del libro, que me pareció demasiado larga y que exageró demasiado el romance haciéndolo desde mi punto de vista incluso un poco aburrido. Aún así merece muy mucho la pena continuar leyendo porque aún quedan muchas sorpresas por descubrir, y Charlotte Brontë no tarda en volver a coger fuelle…

Sobre Charlotte Brontë

Charlotte Brontë nace en nació en Thornton, Yorkshire en el año 1816, tiene cinco hermanos y su padre es clérigo, cuando su madre muere, Charlotte y tres de sus hermanas mayores son enviadas al colegio de Clergy Daughters, lugar que inspiró a la autora para retratar el terrible orfanato donde Jane Eyre pasa la mayor parte de su infancia. Tras la muerte de dos de sus hermanas de tuberculosis, su padre decide sacar a Charlotte y a su hermana superviviente (Emily) de aquel lugar. A pesar del aislamiento de la familia Brontë y de la falta de su madre, sus miembros crecieron felices, rodeados de afecto, cariño e historias fantásticas que se contaban los unos a los otros, tomando como personajes a los soldados de juguete de Branwell, y creando un reino imaginario al que llamaron Angria.Tras unos años en un internado privado en Bruselas marcados por la soledad y el aislamiento, Charlotte se reune con lo que queda de su familia, y comienza a dedicar todo su tiempo a la escritura (a la par que sus hermanas Anne y Emily que no tardarían en publicar Cumbres borrascosas y Agnes Grey). En 1847 publicó “Jane Eyre”, tenía 31 años. Después de “Jane Eyre”, publicó “Shirley” (1849) y “Villette” (1853). Charlotte se casó con el cuarto hombre en proponérselo. En Marzo del 55, enfermó y murió de tuberculosis, como ya lo habían hecho el resto de sus hermanas antes.

Enlaces

Pincha sobre la imagen para que te lleve a la página de la ilustradora:

 

Magrat Ajostiernos dice:

En conclusión, esta es una novela apasionante y tremendamente sorprendente que no solo se lee a la velocidad del rayo, si no que te deja muy buen sabor de boca al terminarla. Una historia que te hace reflexionar sobre un montón de cosas y que habla mucho sobre la dura realidad de la vida de las mujeres en aquella época. Sinceramente, he de decir que aún así,  y con todo, me quedo con la narrativa de Jane Austen, menos pasional pero mucho más ácida…

Categorías: De época, Literatura | Etiquetas: , , , , , , , | 2 comentarios

La Cita

“Los prejuicios son sumamente difíciles de erradicar de un corazón cuyo suelo nunca fue preparado o fertilizado por la educación: crecen ahi, firmes como malas hierbas entre piedras”

Charlotte Brontë: Jane Eyre

Categorías: Citas, De época | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Jane Eyre (1996)

La historia

Esta película del director Franco Zeffirelli narra los acontecimientos principales de la archiconocida novela de Charlotte Brontë del mismo nombre. Jane Eyre es huérfana, pasa un tiempo de niña con su tía, pero pronto, ésta que la considera un auténtico demonio, la envía a la escuela para niñas, Lowood. Tras una infancia dura y triste, es contratada como institutriz en Thornfield, una mansión llena de secretos y oscuros misterios.

Versiones y más versiones

Esta novela es una de las más adaptadas de todos los tiempos. Su coetánea Jane Austen casi consigue seguirle el ritmo con Orgullo y Prejuicio, pero lo cierto es que aproximadamente cada cinco años un productor comienza la aventura de una nueva adaptación a la pantalla de la obra de Charlotte Brontë. Elegí este film del 96 porque leí en varias críticas que era de las mejores adaptaciones que habían hecho de la novela, ahora, después de conocer la misteriosa y fascinante historia de Jane Eyre me arrepiento no haber leído antes el libro. Aunque es algo que no tardaré en poner remedio.

Biografía atractiva

Lo cierto es que muy mal tenían que hacerlo para que la película resultara insípida, pues la historia se torna bastante apasionante desde el primer momento. Resulta una película interesante, destacando enormemente las actrices principales (las dos Jane Eyre niña y adulta) y unos decorados que han resistido el paso del tiempo. El guión es ágil y en ningún momento pesado, aunque quizás la historia de amor resulte un tanto insípida o apocada (sobretodo para los acostumbrados a la Austen). Sea como sea la película pasa rápido y emociona a la par que interesa, dejándonos una sonrisa complacida en los labios con su final.

Endemoniadas sorpresas

Lo cierto es que no me esperaba para nada una historia así. Nunca me había interesado por estos libros ni por este tipo de autores, hasta que el mes pasado enloquecí con Jane Austen (y aún sigo arrastrando la obsesión), pero lo cierto es que Charlotte Brontë poco tiene que ver con Austen. La intriga es el pilar de esta película, y con el paso de los minutos empieza a crecer el suspense y la absoluta realidad de que algo extraño esta ocurriendo o va a ocurrir.

Magrat Ajostiernos dice:

En conclusión, una película que pasados ya los 15 años de su estreno se mantiene novedosa y emocionante. Una muy buena opción para todos los amantes de las historias de época. Y no debemos olvidar que este año estrenan la próxima adaptación de Jane Eyre, que tiene una pinta bárbara, veremos si logra superar a su predecesora…

Aquí os dejo el trailer de la nueva:

La nota de Magrat:

☼ ☀ ☂ ☃

(Buena pero mejorable…)

Categorías: cine, De época | Etiquetas: , , , , , , , , | 3 comentarios

Blog de WordPress.com.