Publicaciones etiquetadas con: Super 8

Cinco grandes películas del 2011

Y si el otro día hablábamos de las que fueron mis mejores lecturas del 2011, hoy quería hacer una reseña de las cinco películas que más he disfrutado este año. No ha sido una elección sencilla, y se han quedado fuera grandes candidatas (y también me he quedado con las ganas de ver otras tantas…) pero éstas son las películas que más me han sorprendido este año.

El cisne negro fue la verdadera sorpresa de este año, para mi y para todo el mundo. Un filme asfixiante, lleno de lujos visuales y con un engañoso argumento que termina eclosionando de manera magnífica.

Logra lo que se propone ampliamente, hace que el espectador se retuerza en el asiento, que le embargue la inquietud y que llegue a desconfiar de su propia madre. Mezcla estupendamente fantasía y realidad convirtiéndose en la película más original y novedosa del año.

Toda ella huele a cine independiente, eso sí, con un buen presupuesto.

Poca gente tendrá la misma opinión que yo de Harry Potter. La última película de esta saga no es la mejor (para mi la séptima la supera ampliamente), pero sí logra terminar dignamente una historia épica que ha conseguido calar en un buen número de generaciones.

Acción, fantasía, magia y un drama rebajado con agua fueron sus premisas. En realidad toda la película es un desenlace, y es emocionante, divertido e impactante de ver. No le hace sombra al libro, por supuesto, pero tampoco le hace un feo a la saga, y el director sale dignamente del paso con más de un momento de verdadero vértigo.

La película que más me emocionó del 2011

No sé cuanto tiempo llevaba esperando lo nuevo de Disney… Bueno, sí, desde que oí que iban a hacer una peli de Rapunzel y que Glen Keane tendría un papel bastante importante en ella…

Me la vi dos veces en el cine, y eso no es algo que yo haga muy amenudo (cada vez menos, maldita crisis…), pero es que merece la pena. Enredados es una película para ver en pantalla grande, que te deja embobado con la asombrosa calidad de cada uno de los fotogramas que aparecen en ella, de los asombrosos detalles de cada insignificante objeto…

El argumento está bien llevado y aunque me hubiera gustado más sin tantas canciones (que me chirrían infinitamente más que las de Tiana y el sapo) y hubiera dado más importancia a la aventura, lo cierto es que resulta tan entrañable como las viejas pelis Disney, siendo totalmente contemporánea a un mismo tiempo.

Vamos, lo que llevaban buscando desde que Lasseter se puso al frente, y por fin lo han conseguido.

La película más hermosa del año.

¡Y qué sorpresa me llevé con Super 8! Desde el principio quería verla, por supuesto, y es que el nombre de J. J. Abrams me tira bastante ya de por sí. Pero es que fue algo completamente inesperado, y creo que es una película maravillosa.

Forma parte a otro mundo, a las pelis de antes, en las que te lo pasas bien todo el rato, te emocionan y divierten, te evaden del mundo y puedes verte un millón de veces sin cansarte de ellas.

Una joyita para Domingos Nocivos, vamos. La peli más divertida del 2011.

Y por último Jane Eyre.

Quería verla desde hacía mucho tiempo y disfruté bastante de su visionado, consciente de lo especial y diferente que era. Aún así, logra mantener perfectamente el ambiente del libro original.

Es una rareza hermosa que disfrutas mientras ves, pero aún más después de verla, porque te deja una sensación de melancolía extraña. Inmejorables los actores, los escenarios, la fotografía, la banda sonora…

Una adaptación arriesgada y muy bien llevada que yo ya ansío tener en mi poder para volver a verla una y otra vez.

Jane Eyre es sin duda, la mejor adaptación del 2011.

Categorías: cine, Harry Potter | Etiquetas: , , , , , , , , , | Deja un comentario

Guiños de Super 8

Y no permitiendo al hechizo de Super 8 que se vaya tan rápido, tenéis que pichar aquí y aquí  para descubrir un montón de guiños que Abrams y Spielberg dedican a su público… ¡Qué tíos!

Categorías: cine | Etiquetas: , , , | 2 comentarios

Valor añadido al cine: SUPER 8

J. J. Abrams sabe lo que es la diversión, sabe lo que es la aventura, la acción, la ciencia ficción, sabe lo que es hacer un guión cojonudo, y eso es lo que ha hecho con Super 8. No es que me sorprenda, a día de hoy Abrams nunca me ha decepcionado, pero puedo decir que con este filme se ha superado… y no porque me rinda intelectualmente ante su manera existencial de entender el cine y al ser humano…no. Porque sabe realmente lo que es el cine. ¿Y qué es el cine?

Pues para mi es entretenimiento. Es conseguir que se te olvide que tienes una vida fuera esperándote, es que te mantengan con la lagrimilla colgando o te hagan reír a carcajada limpia en 2 horas de metraje, es que te encariñes tanto con unas caras que de pronto ya les desees el bien para el resto de sus vidas, es DISFRUTAR.

Super 8 nos hace revolvernos en nuestros asientos sin la necesidad de una historia única o tremendamente original. De hecho, da gusto volver a los 80, volver a ver películas en la que lo pre-adolescentes no se drogan ni pegan a sus profesores, si no que al contrario, sienten pánico hacia estos. Da gusto ver a esos niños que se escapan por la ventana, inocentes, pardillos  y a la vez… unos pillos. Mi hermana decía que al ver la película le inundaba un sentimiento de nostalgia, de otro tiempo y otro cine.. con menos medios pero posiblemente mejor. Estoy de acuerdo.

Abrams escribe para todos los públicos, pero en realidad, solo una pequeña parte de los espectadores somos capaces de estrujar la historia y de dejarnos absorber por ella, tanto como a él seguramente le absorbía mientras ideaba el guión. Es una película que te reconcilia con el cine, que te recuerda a aquel tiempo en que tenías 12 años e ibas al cine día sí y día también porque no había otra cosa que hacer, pero es que además te gustaban todas las películas. Ahora te ponen tan difícil disfrutar de una película entre tanto snob reprimido, supuestos visionarios o rompedores del género… Pero Abrams lo consigue (seguramente con la inestimable ayuda de Spielberg, dato que no debe ser pasado por alto), y a mi solo me queda darle las gracias y pedirle de todo corazón que nunca deje de hacer cine, porque el mundo lo necesita.

Categorías: cine | Etiquetas: , , , , | 4 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.